Manteles antimanchas resinados, conócelos


Los manteles están sufriendo un cambio generacional. Tradicionalmente nuestros abuelos y abuelas tenían todos los manteles de tela y cosidos a mano. Estos manteles eran (y son) preciosos pero en ellos se originaban manchas difíciles de quitar, había que lavarlos y plancharlos cada poco tiempo. Surgieron entonces los manteles antimanchas, en primer lugar aparecieron los manteles hule y más recientemente los manteles resinados.

manteles antimanchas marinos

¿Qué son los manteles antimanchas resinados?

Los manteles resinados son piezas de tela tratadas con resina y teflón. Gracias a estos materiales los líquidos resbalan por la superficie, son impermeables y las manchas se limpian con un paño húmedo y jabón. Los manteles resinados dan muy buen resultado para tu hogar y/o negocio.

¿Qué diferencias hay entre un hule y un mantel resinado?

  1. Los hules son plastificados, con una textura más rígida que la de los manteles resinados.
  2. Estéticamente no son tan bonitos como los manteles antimanchas resinados.
  3. De una calidad superior, ya que están tratados en su mayoría con algodón o lino inducido. ¿Has visto alguna vez un mantel de lino de inducido?

Seis razones por las que hacerte con un mantel resinado.

  1. La comodidad. ¿Te imaginas poder limpiar tu mantel con una bayeta? Estos manteles son muy recomendables para hostelería y para tu hogar.
  2. No necesitan planchado, aunque si lo necesitas hazlo por el lado no estampado.
  3. El precio. Los hay más baratos y más caros, pero la calidad – precio es magnífica.
  4. La impermeabilidad. Cierto es que los manteles de tela visten la mesa como ningún otro, pero con el paso de los años nos hemos vuelto más prácticos y más cuidadosos. Cuando un líquido se vierte sobre los manteles de tela, daña el tejido y también puede llegar a dañar la mesa, además de que hay que limpiarlos en la lavadora cada vez que se manchan.
  5. Un mantel para toda la vida. Estos manteles son muy duraderos y con una vida útil larga, sin que se estropeen.
  6. Al no tener que lavarlos ni plancharlos con frecuencia reducimos el impacto en el medio ambiente y reducimos el gasto energético.

¡Además puedes comprar estos manteles antimanchas por metros y a medida!

¿Cómo limpiar los manteles resinados?

Por norma general estos manteles se limpian con una bayeta húmeda pero vamos a daros unos consejos en función del tipo de mancha.

  • Para las típicas manchas de tomate, café o fruta lo mejor es pasar una bayeta húmeda.
  • Para manchas de grasa con un papel absorbente sobre la mancha es suficiente.
  • Los líquidos resbalan por la superficie del mantel, pero en caso de que quede algún resto de mancha lo mejor es que utilices el típico truco de la abuela: diluir un litro de agua con una taza de amoniaco y dejar que este actúe.
  • Sí algún resto de comida se queda “pegado” al mantel, lo mejor es utilizar una espátula o algún elemento que pueda despegarlo y pasar luego un trapo húmedo.

Os dejamos un vídeo de como limpiar los manteles antimanchas resinados.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.